martes, 9 de mayo de 2017

Calendar Girl (2)

Título: Calendar Girl: abril, mayo, junio.
Saga: Sí (2)
Autor: Audrey Carlan
Editorial: Planeta
Primera edición: julio 2016
Número de páginas: 488
Precio: 17,90€

Argumento

Ya han pasado tres meses desde que Mia se embarcó en la aventura más increíble de su vida. Tres meses llenos de lujo, pasión y glamour… saltando de ciudad en ciudad. Tres meses desde que conoció a Wes.

Boston, Hawái y Washington D.C. son sus próximos destinos, en los que, junto con Mason, Tai y el senador Shipley, Mia se adentrará en el mundo de las wags, conocerá el valor de la amistad y vivirá unas experiencias sexuales que la llevarán hasta límites insospechados.

Aunque Mia no puede olvidar a Wes, sabe que su viaje debe continuar.

Pero algo le dice que sus caminos volverán a cruzarse…


Personajes

Tod@s l@s personajes de Calendar Girl: enero, febrero, marzo se repiten, ya que aparecen de una manera u otra, así que me centro en describir a l@s nuev@s.

Mason Murphy: cliente de abril de Mia (Boston). Jugador de béisbol en los Red Sox. Mujeriego y machista.

Rachel Denton: representante de su agencia de relaciones públicas de Mason.

Angel D’Amico: cliente de mayo de Mia (Hawái). Fotógrafo de modelos con cuerpos reales.

Tai Niko: modelo samoano que trabaja bajo las órdenes de Angel D’Amico. Muy familiar. Tiene medio cuerpo de tatuajes compartidos con su padre y hermanos.

Warren Shipley: cliente de junio de Mia (Washington D.C.). Está llevando a cabo un proyecto para abastecer al tercer mundo de medicinas.

Aaron Shipley: hijo de Warren y senador por California. Tiene problemas con el alcohol.

Kathleen: ama de llaves de los Shipley.


Opinión personal

Después de 2 meses he vuelto a adentrarme en el mundo de Mia Saunders. Debo reconocer que la echaba de menos ya que es una protagonista con mucho desparpajo y que da agradables momentos de lectura.

La novela sigue el mismo patrón que la primera parte, es decir, está dividida en tres partes que hacen referencia a cada mes (en este caso abril, mayo y junio). Los tres meses contienen 10 capítulos. Como todos los capítulos siguen la misma línea, mi subconsciente no me permite acabar de disfrutar de los finales, ya que cuando voy por el capítulo 8 pienso “ya no puede pasar mucho más, así que a ver que depara el próximo” o “en cualquier momento llamará la tía Millie y descubriremos quien es el próximo cliente”. Estas tonterías me impiden centrarme en el mes actual y divagar en cómo será el siguiente.

La trama me ha gustado porque la variedad es el punto fuerte de este libro. Todos los clientes son muy distintos entre sí y esto facilita el no aburrirse. Aunque sí es cierto que sigo encontrando irreal que todos los clientes sean atractivos. Creía que junio iba a sorprenderme positivamente en este aspecto pero finalmente ha sido más de lo mismo. Espero que alguno de los próximos meses de ese toque de realidad a la novela.

El punto débil de la novela es que hay un tema muy repetitivo. Mia duda mucho sobre su año como escort porque no deja de pensar en Wes. Me encantan todas las escenas en las que sale él porque me río mucho, pero me molesta que Mia tenga el mismo debate cada dos por tres y acabe llegando a la misma conclusión, ya que creo que solo añade paja a la trama sin ningún valor.

El lenguaje sigue sin ser vulgar en su gran mayoría de páginas, porque los clientes suelen ser muy dulces hablando, pero sí es cierto que hay momentos en los que sí lo es. Y en esta segunda parte hay mucho menos sexo, todo concentrado en uno de los meses, aunque el ambiente erótico no se pierde en ningún momento.

Así pues, recomiendo Calendar Girl a todas aquellas personas que les guste la literatura erótica o que quieran descubrir un género nuevo. Y aunque también la puedo recomendar a las románticas, quizás no la disfrutarán del todo porque no se quitarán de la cabeza al hermoso Wes, como me pasa a mí.


Fragmento favorito

[…]. Había tres cosas que no podía quitarme de la cabeza.
La primera era que Wes era mi jodida kriptonita. Debía ir con mucho cuidado con él si quería sobrevivir medio año más en esas circunstancias.
La segunda era que nunca había que juzgar un libro por la cubierta, ni siquiera cuando esa cubierta era un traje a medida muy sexi, una carrera política impecable y riqueza ilimitada.
Y la tercera, que los amigos son la familia que uno elige, y que tenía la mejor familia del mundo.
Sí, la vida era muy rara, pero la estaba viviendo al límite. Me tomaba las cosas tal como venían, aceptando lo bueno, lo malo y hasta lo feo con resignación porque todo formaba parte del proceso. Tal como mi tatuaje se encargaba de recordarme, tenía que confiar en el viaje.

martes, 2 de mayo de 2017

Mi plan D

Título: Mi plan D
Autor: Andrea Smith (Twitter, Instagram)
Primera edición: enero 2017
Número de páginas: 435
Precio: 17,90€

Argumento

Si hay algo que define a Kenzie Sullivan es su obsesión por hacer listas que la ayuden a organizar su vida: las comidas de la semana, los libros que quiere leer, la ropa que se pondrá, etc. Y, por supuesto, también tiene una con los nombres de los chicos que le gustan: desde su amor platónico, con quien ni siquiera se atreve a hablar;  pasando por su mejor amigo, del que está secretamente enamorada; hasta su peor enemigo, el chico con el que no saldría nunca.

Pero ¿qué sucederá cuando un día alguien robe su lista y la reparta por todo el instituto?

Kenzie deberá aprender a hacer frente a los problemas. Quizá por el camino descubra que la vida no puede controlarse y que las cosas verdaderamente importantes suceden cuando nos dejamos llevar.


Personajes

Mackenzie Sullivan: chica de 17 años que le encanta escribir listas para tener toda su vida planificada. Es muy torpe e tímida y le cuesta salir de su zona de confort. Vive con su madre y su hermana pequeña y odia a su padre por hacer sufrir a su madre cuando se divorciaron. No sabe qué hacer con su vida en un futuro.

Mason Carter: Mejor amigo de Kenzie desde los 6 años. Acostumbrados a estar siempre juntos, es él quien la lleva y la trae del colegio a casa. Sus padres son muy hippies y no quieren tener cerca ningún aparato electrónico. Mason no piensa como ellos y tiene móvil, pese a que sus padres no lo ven con buenos ojos.

James Smith: vecino de Mackenzie. Sus padres están divorciados desde hace años y vive con su madre. Tiene un hermano mayor que ya no vive en casa. Es el típico chico bromista y repelente. Pelirrojo, con pecas y ojos verdes.

Alia: redactora jefe del periódico del instituto. Kenzie sospecha que puede estar enamorada de Mason. Se convierte en una de las mejores amigas de la protagonista. Es muy ordenada.
Melanie: Kenzie la conoce en una fiesta y se hacen muy buenas amigas.

Derek Anderson: estudiante del mismo instituto que Kenzie, es el típico chico guapo y deportista que tiene a todas las chicas enamoradas de él. Su taquilla está junto a la de la protagonista.

Eric Pullman: vendedor en la tienda de comestibles de sus padres. Mackenzie y él coinciden cada sábado.

Jane Tyler: animadora y archienemiga de Mackenzie.

Jack Smith: hermano de James, se llevan muy bien. Es un empresario de éxito.

Leslie Sullivan: hermana de Mackenzie. Tiene 12 años pero parece mayor por su manera de comportarse y hablar. Es todo lo contrario a su hermana, muy extrovertida y alocada, sin miedo a lo que pueda pasar y con ganar de tener nuevas experiencias.

Mamá: lo pasó muy mal cuando se divorció de su marido, cayendo en el alcohol, pero se sobrepuso y ahora tiene buena relación con sus hijas.

Papá: vive en Washington y quiere luchar por la custodia de sus hijas. Pese a parecer un hombre frío, resulta que es todo lo contrario, simplemente le cuesta expresar sus sentimientos, como a toda la familia.

Silvia: tutora de Kenzie. La ayuda bastante cuando esta tiene algún problema.


Opinión personal

Después de pasarme 1 mes leyendo el mismo libro a causa de no tener tiempo, necesitaba uno que fuera de rápida lectura, así que escogí uno de los últimos libros juveniles que me compré. Pese a que había leído muchas críticas positivas del libro y el argumento me parecía interesante, no tenía grandes expectativas en él, creía que sería el típico cliché y no me quería ilusionar demasiado.

Debo reconocer que sí que es un poco cliché porque la protagonista es la típica chica torpe e ingenua enamorada del chico guapo y deportista y que odia a las animadoras porque son superficiales y malas (de verdad, espero que en el mundo real no todas las animadoras sean así, porque ¡qué horror!). Pero la historia me ha parecido diferente, porque pese a ser muy juvenil, me ha sorprendido en algunas partes.

Así pues, la lectura es muy rápida, el vocabulario es sencillo y sin ninguna complicación. Uno de los puntos fuertes que tiene el libro, aunque es algo que está muy de moda en los libros escritos en Wattpad, es que pese a que la narradora es Andrea, tenemos 3 capítulos contados por James y 2 por Mason. Me gusta mucho esto porque deja entrever como ven ellos la situación, y, si dudas de sus palabras cuando hablan con Kenzie, descubres la verdad leyéndolos. El formato me recuerda a El fuego en el que ardo porque estos capítulos especiales están escritos en páginas negras con las letras blancas (excepto el último de James que forma parte del epílogo).

Es un libro autoconclusivo que pese a querer más, sé que lo mejor es dejarlo así porque está muy bien resuelto. No deja ningún asunto abierto y permite fantasear con la evolución de la parejita formada.

No he visto una evolución de la protagonista, pero sí de Mason y James. Ambos eran de una manera al principio de la novela y al final son de otra muy distinta.

Otro aspecto que adoro del libro es que añade personajes gais y lesbianas. Me gusta leer novelas en las que salgan porque significa que se está normalizando el hecho de que existen y que son personas como el resto, con derecho a salir en los libros. Quizás no se les da un papel importante pero creo que su presencia ya es dar un paso hacia delante.

Debo reconocer que he sufrido poniéndome en el lugar de Kenzie y que se me ha escapado alguna lagrimilla, sobretodo en el principio del libro. Me gustan los libros que consiguen empequeñecerme el corazón porque significa que están bien escritos y consiguen llegarme. También he de decir que en algunas partes no podía evitar leer todos los diálogos primero para saber qué ocurrirá y luego, una vez sabido, leer todos los párrafos poco a poco. Intentaba evitarlo pero la curiosidad me puede.

Recomiendo esta novela a todas aquellas personas que adoren los libros juveniles, que necesiten un descanso o que quieran vivir un amor intenso. A mí me ha hecho sentir mucho, pese a que he echado en falta algo de picardía. Tengo claro que quiero leer más libros de esta autora.


Fragmento favorito

-          Y luego está el asunto ese de que se supone que tú estás enamorado de mí y yo estoy saliendo con él. ¿No deberías estar intentando reconquistarme?
¿Qué se suponía que iba a decirle? ¿La verdad?
Sí, Kenzie. Te amor, probablemente más de lo que crees. Pero ¿sabes qué ocurre?, ya es un poco tarde porque tu le quieres a él, y aunque el imbécil te haya hecho llorar, va a ser el único que consiga que dejes de hacerlo. Así que saca el culo de esa silla y vete a hablar con él, porque aunque me duela, es la única manera de que seas feliz. Y quiero que seas feliz.
Mierda, me estaba convirtiendo en un maldito romanticón.
En su lugar dije:
-          Ante todo soy tu mejor amigo, Kenzie. No lo olvides.



 

El Mundo de IRENE Template by Ipietoon Cute Blog Design and Waterpark Gambang