martes, 6 de marzo de 2018

¡Eh, soy Les!

Título: ¡Eh, soy Les!
Saga: No (aunque está bien si primero se lee Mi plan D, para evitar spoilers)
Autora: Andrea Smith (Instagram, Twitter, Wattpad, Youtube)
Editorial: Plataforma Neo
Primera edición: febrero 2018
Número de páginas: 402
Precio: 17€

Argumento

Cuando te mandan un verano entero a casa de tu padre, lejos de tus amigos, con su mujer y tus horribles hermanastros, sabes que tu vida no podría ir peor.

Leslie Sullivan detesta a los horrigemes, pero eso no quita que uno de ellos le diese su primer beso, y que ahora el otro vaya a ser su profesor particular de matemáticas.

Les debe sobrevivir al verano como sea. Por ello, ha preparado una lista de reglas que debe cumplir para evitar un desastre monumental.

Pero ¿qué pasará cuando, contra todo pronóstico, rompa la más importante de ellas: no enamorarse? Parece que, en efecto, su vida sí puede empeorar.

Personajes

Leslie Sullivan: tiene 16 años. Odia que la llamen Leslie y siempre se presenta como Les. Es una chica valiente, alegre e independiente. No le gusta que le tomen el pelo. Tiene las cosas muy claras y rige su vida en reglas. Odia pasar tiempo con su padre, madrastra y hermanastros porque se siente fuera de lugar, y más si su hermana no va con ella.

Blake: hermanastro de Les. Tiene 18 años. Es el gemelo que mejor le cae porque desde pequeños se llevan bien. Es muy buen futbolista y está en la universidad con una beca de deportes.

Hunter: hermanastro de Les. Tiene 18 años. Le cae fatal porque es el típico chulillo engreído y desde que se conocen no para de hacerle bromas. Está estudiando en la universidad con una beca por sus notas, las matemáticas se le dan muy bien.

Harry Sanders: vecino de los gemelos y primera persona que Les conoce en la ciudad de su padre, por lo que se hacen muy buenos amigos.

Kara: mejor amiga de Hunter y muy buena amiga de Les.

Jordan: exnovio de Les. Forma parte de su grupo de amigos, pese a que ella no está conforme.

Mackenzie Sullivan: hermana mayor de Les. Acaba de cortar con su novio y no van a pasar las vacaciones de verano juntas, aunque ese era el plan.

Anna: madrastra de Les. Hace todo lo posible por caerle bien a la chica.


Opinión personal

Tenía muchas ganas de leer esta novela porque la forma de escribir de Andrea Smith me gustó mucho en Mi plan D (y también en las historias no publicadas de Wattpad, como esta). Así que nada más salir del horno, me lo compré.

Es un libro que se lee en un santiamén. Está muy bien escrito, todo concuerda y lo más importante, engancha mucho. En cada capítulo deseas saber qué más va a ocurrir. El vocabulario es muy sencillo y fácil de leer, y la historia es fresca y entretenida.

Antes de leerlo no paraba de ver encuestas de "¿qué hermana te cae mejor, Les o McKenzie?" y por algún motivo me creaba ansiedad. Me "asustaba" que la menor de la familia no me cayera bien por compararla con la mayor, pero nada más lejos de la realidad. Pese a ser dos historias relacionadas, el hecho de que Mackenzie casi no aparezca permite que te centres en Les y te olvides que conoces a la hermana más allá de lo poco que se menciona. Es un libro independiente y autoconclusivo que se disfruta mucho, y a mí me han caído ambas chicas súper bien, pese a ser tan distintas.

La historia se centra en la relación que tiene Les con sus hermanastros, los horrigemes.  Podría parecer aburrido, pero Les es tan sarcástica que me he divertido en cada una de sus páginas. Me he reído tantísimo que ha sido un placer recibir esta dosis de humor.

El final me ha dejado un sabor de boca agridulce. Por un lado me gusta y sé que es el mejor final que puede tener, por otro lado no me gusta porque desearía que sucediesen otras cosas, y por otro, deseo seguir conociendo a Les.

Recomiendo este libro a toda persona que disfrute leyendo historias veraniegas, juveniles y con un toque humorístico e irónico. A quién haya leído Mi plan D y a quién todavía no (aunque como digo más arriba, mejor leer primero el otro, para evitar spoilers).


Fragmento favorito

- Entiéndelo Les. Fue solo sexo. No hay nada de malo en ello. ¿O me vas a soltar el discursito de "tu virginidad es un tesoro que debes cuidar"? Porque te aviso que llegas muy tarde.
Bueno, eso no me lo esperaba.
- No iba a decirte eso...
- Mejor, porque no creo en ese tipo de cosas -asintió, girándose de nuevo al espejo y escrutando su rostro de cerca-. Es como si las chicas valiésemos menos por dejar de ser vírgenes, o como si nadie nos fuese a querer después de perderla. Sinceramente, yo me siento igual de importante, valiosa y fuerte con ella que sin ella. Además, he disfrutado mucho más después de perderla.


 

El Mundo de IRENE Template by Ipietoon Cute Blog Design and Waterpark Gambang