martes, 17 de enero de 2017

Bad Boy’s Girl. Más razones para odiarte

Título: Bad Boy’s Girl. Más razones para odiarte
Saga: Bad Boy’s Girl (2)
Autor: Blair Holden (Instagram, Facebook, Twitter, Wattpad)
Editorial: Ellas Montena
Primera edición: febrero 2016
Número de páginas: 350
Precio: 17,95€



Argumento

Colessa es oficial. Cole ha pasado de ser el acosador personal de Tessa a ser la única persona a la que ella quiere ver por las mañanas. Su objetivo para el primer año en la universidad es vivir a tope y amar profundamente. Pero, un vez en el campus, queda claro que su novio tiene la habilidad de encandilar a todo lo que se mueve. Cuando las universitarias empalagosas ataquen, las antiguas inseguridades de Tessa volverán a aparecer e incluso al mismísimo Cole Grayson Stone le costará convencer a su chica de que ella es la única.

Cole protegió a Tessa del mundo una vez, pero ¿podrá protegerla ahora de sí misma?

ADVERTENCIA: Incluido en la historia vienen Cole Grayson Stone, uno de los mejores novios que ha visto el planeta Tierra. Te colma de Kit Kat y te abraza cuando estás de bajón. Pero todo su “bonitismo” lo ven también TODAS las demás chicas. Y esto es la universidad, así que están por todas partes. Si eres una neurótica como Tessa, más vale que empuñes las armas y estés lista para la batalla.


Personajes

En esta segunda parte vuelven a aparecer Tessa O’Connell, Cole Stone, Megan Sharp, Beth Romano y Travis O’Connell con papel protagonista, sobre todo los dos primeros. También mantienen un papel secundario Jay Stone y Nicole Bishop.

A continuación comento personajes que, o bien salían en la primera parte pero eran secundarios, o bien son nuevos de esta historia.

Alex: mejor amigo de Cole en el instituto y novio de Megan. Aparece en la primera parte pero, aunque es recurrente, no deja de ser secundario en ambas historias.

Landon: mejor amigo de Cole en la academia militar, aunque siguen manteniendo su amistad fuera de esta. Aparece en la primera parte pero tiene un papel secundario, Tessa le conoce cuando Cole le presenta a todos sus amigos de la academia.

Erica: mejor amiga de Cole desde tiempos inmemorables, ya que sus padres son amigos. Es una chica pelirroja de complexión pequeña y muy guapa.

Drew McQueen: hijo de la nueva pareja de la madre de Tessa. Es un chico alto, delgado, con el pelo castaño oscuro, la piel pálida y los ojos grises. Típico chico guapo y pijo de Nueva York, con una sonrisa encantadora.

Sarah: compañera de habitación de Tessa en la residencia de estudiantes. Es una chica muy tímida y estudiosa. Es de Texas, tiene los ojos enormes y castaños, el pelo oscuro y rizado y es muy guapa.

Cami: mejor amiga de Tessa en la universidad. Es la fan número 1 de Colessa y está un poco (bastante) alocada. Es una chica rubia, de la misma altura y complexión que Tessa, con ojos dulces. Es muy parlanchina.

Bentley: mejor amigo de Tessa en la universidad y su entrenador personal en el gimnasio. No puede evitar avivar los celos de Cole. Mide aproximadamente 1,80m, tiene los brazos musculosos y el pecho recio, con el pelo y los ojos oscuros, casi negros, la piel morena y muy guapo. Se pone nervioso muy rápido.


Opinión personal

Como ya dije anteriormente en mi opinión sobre la primera parte, ya me había leído este libro anteriormente cuando salió a la venta. Aunque recordaba bastante bien el argumento y lo que ocurriría, ha sido emocionante volver a leer los detalles olvidados, las frases ingeniosas, los encuentros sexuales, etc. No sé si me ha gustado tanto cómo la primera vez que la leí, pero sí que me ha dejado con ganas de más, de saber qué pasará a continuación. ¡Suerte que ya tengo la tercera parte en mi estantería!

Escribiendo esta reseña me he dado cuenta que no me gusta el argumento que tiene. Considero que no es nada fiel al libro porque parece que Cole y Tessa estén bien desde el primer momento y que solo les afecte la universidad, cuando eso no es así (solo se debe leer el final de la primera parte para saber que eso no puede ser cierto). También hace referencia a que Cole debe ser el protector de Tessa y tampoco estoy de acuerdo, más abajo lo comento exhaustivamente. Tampoco me gusta que califique a Tessa de neurótica, yo no creo que lo sea, bastante madura se comporta.

Esta novela se divide en dos partes, en la primera (159 páginas) podemos leer cómo pasan el verano nuestros protagonistas, mientras que en la segunda (179 páginas) nos mudamos a la Universidad de Brown. Ambas tienen momentos cómicos, tristes, de frustración, sexuales… así que en mi opinión no hay una parte mejor que la otra, simplemente son distintas. Lo que sí que es cierto, es que a partir de que llegan a la universidad, Cole y Tessa tienen más problemas de pareja, discuten más y se reconcilian más. Cole es un chico súper popular porque, aparte de que es guapísimo,  es el quarterback del equipo de futbol americano de la universidad. A Tessa, por el contrario, le cuesta mucho socializar y se queda más rezagada en el mundo universitario, así que siente que no pertenece al mismo bando de Cole y eso la distancia de él.

Por otro lado, durante el viaje veraniego que hacen Tessa y sus amig@s, ella y su padre mantienen una conversación muy profunda sobre la relación que mantiene con Cole. Él cree que son demasiado dependientes el uno de la otra y que necesitan separarse para que ese amor sea sano. Así pues, les propone que pasen 1 mes separados y si, al finalizar ese período siguen pensando lo mismo que ahora, será el primero en apoyar su relación. Tessa y Cole rechazan su opinión, aunque yo no veo tan descabellado lo que dice su padre. Al principio de la novela nos encontramos con un Cole y a una Tessa totalmente diferentes a los que estamos acostumbrados a leer, así que muy sana la relación no era. Para que una relación sea tóxica no es suficiente con que uno de los dos humille / controle al otro, sino que una dependencia extrema también es tóxica. Es una escena que considero que hace reflexionar a quien la lee, aunque Cole y Tessa no se lo tomen en serio.

En la universidad, al ser Cole uno de los chicos más deseados, todas sus fans se la tienen jurada a Tessa y le intentan hacer la vida imposible. Yo no sé si la realidad que se vive en las universidades americanas es esa, pero lo cierto es que en las españolas no. En teoría, cuando se va a la universidad ya se es suficientemente madur@ como para no hacer bullying a l@s compañer@s.  También está el tema que los chicos del equipo de futbol americano lo animan a que deje la monogamia y se enrolle con las chicas “que tienen para eso”, y desgraciadamente esto sí se ve en todos lados y a cualquier edad. Suerte que Cole demuestra que él no es así y que lo que más le importa conservar en la vida es la relación que tiene con Tessa.

Sigue siendo una novela muy fácil de leer porque mantiene la forma de escribir del mismo libro. Los capítulos también siguen siendo frases que nos encontraremos unas páginas más adelante. Lo cierto es que aunque es una historia con contenido sexual (no encontraremos párrafos donde se comenten explícitamente y con muchos detalles las relaciones sexuales que mantienen, pero sí que se lanzan muchas indirectas y hay bastantes escenas donde se enrollan hasta quedar ambos muy calientes), no son para nada groseras con vocabulario crudo como pasa en After, Kiss You u otras novelas. Considero que es un libro muy agradable de leer en todos los aspectos.

Una crítica positiva que le hago es que Tessa no quiere ser la damisela en apuros a la que un chico debe salvar. Cole siempre la protege de todo como si fuera su héroe y Tessa está harta de eso. Hay momentos en los que necesita la ayuda de Cole (como podría necesitar la ayuda de cualquier persona que la quiere) pero hay otros en los que el chico es demasiado sobreprotector y frustra mucho a Tessa, que quiere arreglárselas sola. Creo que es bueno que un libro transmita esa fuerza, que una chica puede sola sin la ayuda de su novio, pero no parece que lo acabe de conseguir porque Tessa es muy vulnerable y no se enfrenta activamente a sus problemas. Para mí, es demasiado pasiva.

Recomiendo este libro a todas aquellas personas que ya se han leído la primera parte (Bad Boy’s Girl. Te odiaré hasta que te quiera) y les haya gustado. La relación entre Cole y Tessa sigue siendo dulce y traviesa pero esta vez pasan altibajos cada dos por tres porque se encuentran con muchas adversidades.


Fragmento favorito

-          ¿Listo para irnos, cariño?
En cuanto me ve, se pone tan contento que me dan ganas de gritar.
-          ¡Sí, por favor! Quiero decir que cuando quieras, cariño. Debes de estar cansada.
Me pego a su cuerpo como una enredadera y ahuyento a los buitres que pretenden robarme al novio.
-          Sí, ya está bien por hoy.
Le guiño el ojo y él me dedica una sonrisa pícara. Las señoritas no se van a la cama hoy sin espectáculo.
-          Yo tampoco diría eso, nos espera una noche muy larga.
Oigo las respiraciones contenidas y los suspiros. Alguna que otra mandíbula se desencaja.
-          ¿Otra vez? Pero si aún estoy dolida después de lo de anoche.
Ahora es cuando se les salen los ojos de las órbitas.
-          Seguro que puedes seguirme el ritmo, si no puedo hacerte eso con las manos…
-          Ah –exclamo con aire dramático-. Sí, suena bien, pero ¿te has acordado de comprar el bote extragrande de nata montada?
A alguna se le escapa un gemido y tengo que morderme los labios para que no se me escape la risa.
-          No es lo único que tengo extragrande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario