martes, 10 de enero de 2017

En la puerta de al lado

Título: En la puerta de al lado
Autor: Huntley Fitzpatrick
Editorial: Círculo de Lectores
Primera edición: 2015
Número de páginas: 373
Precio: descatalogado



Argumento

Samantha tiene diecisiete años, lleva una vida acomodada y a menudo sueña con pertenecer a una familia muy diferente a la suya. En casa de los Garrett, sus vecinos, todo es caos y alegría, pero le está prohibido acercarse a ellos. Hasta que Jase Garrett mira a los ojos de Samantha por primera vez. Y ella le devuelve la mirada.

Los Garrett son todo lo que no son los Reed: ruidosos, desordenados y cariñosos. Y cada día, desde el balcón de su habitación, Samantha Reed sueña con ser uno de ellos,pero su madre es inflexible: nada de tratos con esa familia tan desastrada. Hasta que una tarde, Jase Garrett se cuela por su ventana y eso lo cambia todo.

Ambos se enamoran; tropiezan con la timidez y lo maravilloso del primer amor. La familia de Jase se acoge muy bien a Samantha. Pero entonces sucede lo inimaginable y el mundo de Samantha se vuelve patas arriba. Ahora tiene que enfrentarse a una decisión imposible. Guardar un secreto que arruinará a los Garret o confesar la verdad y acabar con la carrera política de su madre. ¿Podrá salvar a las dos familias? ¿O ha llegado el momento de que se salve a si misma?


Personajes

Samantha Reed: chica adolescente que vive con su madre y su hermana. Su padre las abandonó cuando ella era muy pequeña y no le recuerda. No se siente cómoda en el ambiente donde vive y le gustaría tener una familia con la que poder confiar sin miedo a lo que le digan.

Grace Reed: madre de Sam. Su vida está dedicada por completo a la política. Es la actual alcaldesa de la ciudad y se encuentra en plena campaña para las próximas elecciones.

Tracy Reed: hermana mayor de Sam. Este es su último verano antes de la universidad y decide pasarlo en otra ciudad con su novio, Flip.

Jace Garrett: vecino de Sam y miembro de una gran familia (la completan, su madre, su padre, sus hermanas Alice, Andy y Patsy, y sus hermanos Joel, Harry, Duff y George). Trabaja en la ferretería de su padre y se aísla de los problemas arreglando un Mustang que lo tiene enamorado.

Nan Mason: major amiga de Sam. Es una chica muy inteligente que gana muchos premios. Tiene muchas ganas de ir a la universidad. Tiene un novio, Daniel, que no parece que le guste mucho y habla de él como si fuera alguien con el que se tiene que conformar.

Tim Mason: hermano de Nan. Sumergido en las drogas es un auténtico desastre, pero consigue salir de ellas y se convierte en el mejor amigo de Jase y Samantha.

Clay Tucker: pareja de Gracie, se inmiscuye en todas partes (su casa, su campaña…). Es un hombre que solo quiere ganar y le da igual lo demás.


Opinión personal

No conocía este libro hasta que lo vi en el Catálogo del Círculo de lectores. Me interesó el argumento y, como es una manera cómoda de comprar libros, lo pedí. Cuando me llegó empecé a leerlo y recuerdo que me encantaba, no podía parar de leer, pero llegué a la página 80 y ¡Oh, sorpresa!, la siguiente era la 181. Así que tuve que avisar al repartidor para que se lo llevara y me trajera uno nuevo. Tenía un montón de marcadores adhesivos en mis páginas favoritas y los tuve que quitar. El nuevo ejemplar tardó unas 2-3 semanas y había perdido casi todas las ganas de leerlo. Lo empecé en el mismo sitio dónde me quedé la otra vez porque aún tenía demasiado presente la historia como para volverlo a leer entero, pero la intriga y emoción habían desaparecido y lo he terminado más por sentir que debía llegar hasta el final que por gusto.

En general, es un libro distinto a los que estoy acostumbrada a leer de este género. No sé definir el porqué, parece como que pase muy lento. Es un libro muy tranquilo sin grandes saltos en la trama. Es muy lineal y muy realista. Aunque esta segunda vez que he cogido el libro no me haya gustado, la historia está bien. No lo clasificaría como un libro de entretenimiento, porque aunque sí que lo es (en mi opinión todos los libros son entretenimiento porque quien los lee pasa un rato agradable descubriendo o aprendiendo historias nuevas), no es una historia con la que me haya reído en exceso. Hay alguna escena graciosa, pero nada que ver con otras que he leído en otras novelas. También me ha caído alguna lágrima leyendo, sobretodo en alguna página del final. Aunque sea una historia llana, no está exenta de emoción.

La historia me parece correcta y totalmente bien planteada. Samantha es una chica lista que no se siente cómoda en el entorno rico que vive y desearía poder tener una vida como la de Jace, aunque pertenezca a una familia con problemas económicos. Un día se encuentran y descubre que ese caos es vida, a pesar de no tener una situación perfecta, son felices así y se respira el amor y cariño en toda la casa. Sam no presenta a Jace a su madre hasta que él le pregunta si es porque no siente que él sea de su mundo rico, pero yo creo que es justo al contrario. Pienso que Sam no quiere meter a Jace en ese mundo porque tampoco lo quiere suyo y le gustaría huir, cambiarlo por otro. Desde que tiene uso de razón nunca ha sido feliz ahí y por eso se escondía en su cuarto para observar la casa de los vecinos.

Es un libro fácil de leer porque no tiene vocabulario difícil y se termina rápido.  No es como los demás libros que estoy acostumbrada a leer, que o bien son gorditos o bien son trilogías/sagas. Es un libro auto conclusivo y sin epílogo, cosa que echo de menos, ya que me gusta saber cómo evoluciona la historia con el paso del tiempo, me gusta tener una pincelada de la vida de los personajes.

Lo recomiendo a aquellas personas que les guste la literatura juvenil pero estén hartas de los mismos argumentos una y otra vez y el mismo vocabulario grosero siempre. A toda aquella gente a quien le guste que dos mundos opuestos se crucen.


Fragmento favorito

-          Tú primero –dice-. Voy justo detrás.
Cuando llegamos arriba accedemos a la estancia donde una enorme luz ilumina el océano y una vez allí salimos a un tejado ligeramente inclinado.
-          En diez, nueve, ocho…
-          ¿Es que está a punto de explotar algo? –pregunto.
-          Calla. Esta es una de las ventajas de trabajar como repartidor de periódicos. Sé exactamente cuándo va a ocurrir. Calla y observa.

Entrelazamos nuestras manos y miramos al océano. Entonces vemos cómo sale el sol desde el techo del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario